07 de Marzo, 2019

30 ANIVERSARIO ALDEA MIS AMIGOS

 





El día 7 de marzo, recién pasado, en el Hogar Aldea Mis Amigos de Peñaflor se celebró la fiesta del aniversario # 30 de la Fundación y del establecimiento.
   


La fiesta comenzó con una Eucaristía celebrada en nuestra acogedora capilla, en la cual participaron los niños del hogar, miembros actuales y antiguos del personal y muchos bienhechores y representantes de instituciones que siempre nos apoyan. Al Padre Gaspar le correspondió presidir la celebración y en la prédica se refirió al evangelio de Mateo cap. 25, en que el Señor se identifica con el más pequeño de sus hermanos que sufren y espera de nosotros, más que oraciones, un compromiso con aquellos. Afirmó que nuestra fundación había tratado de llevar adelante esta propuesta del Señor al acoger a los niños abandonados. Si nos hubiéramos limitado a solo oración por ellos, habrían quedado más abandonados que antes.

Al terminar la Misa fue leído un documento con las fechas de los primeros pasos que se pusieron para concretizar el sueño que tuvieron los fundadores de un Hogar, donde los niños pudieron decir: “Estoy con Mis Amigos”. A continuación vimos en el espacio del templo una proyección de powerpoint con imágenes de momentos históricos importantes y actividades de los niños. Después de esto nos juntamos bajo las aleras de unas grandes carpas montadas frente al templo para escuchar algún breve discurso de homenaje, en que resaltaron los méritos de diferentes personas, colaboradores de la Obra y procedieron a la entrega de muestras de aprecio (“galvanos”). Todo esto fue alternado por la presentación de bailes ejecutados por niñas y niños los cuales que generaron calurosos aplausos.

Finalmente, los presentes fueron invitados a disfrutar de un cóctel habitual de bocadillos sabrosos. Realmente fue una celebración que será recordado con emoción por todos los convidados.

El Hogar “Aldea Mis Amigos” en la actualidad cuenta con 92 niños de los cuales 23 son niñas. Dispone de cuatro “Casas” que llevan nombres de hermanos del Sagrado Corazón, que en el pasado fueron educadores muy recordados en la Aldea. En el curso de los años de su funcionamiento hemos podido acoger alrededor de mil niños. En la actualidad nunca faltan los que vienen a visitar su antiguo hogar, en que pasaron sus años de infancia, y de que guardan, sin excepción alguna, gratos recuerdos de acontecimientos alegres, fiestas y paseos. Muchos fueron bautizados y casi todos hicieron su primera Comunión en la Aldea.

Esperamos poder continuar con nuestras labores contando con un personal que siempre está bien inspirado para servir a los niños y niñas. Contando también con el apoyo e interés por parte de los Misioneros de la Sagrada Familia para esta labor, que sin duda se puede clasificar como pastoral familiar, facilitando a muchos niños un hogar familiar que les faltaba y preparándolos para constituir, a lo largo, una familia estable. (P. Gaspar Handgraaf, MSF)


Galerías de Fotos